1-2-3- por mí (Porque siempre es bueno tocar base...)

Esos demonios que merodean por mi mente a veces tienen que ser exorcizados y nada mejor que dejarlos volar y salten a los ojos de los incautos, ¡alabado sea este médium virtual! Aquí tendrán su bacanal esos entes de mi ser: mi amada diarrea verbal, mi intoxicado moco cerebral y mi nunca bien ponderada catársis genital. Se los dejo, se los presto, se los regalo. Porque a veces es bueno tocar base...



lunes, octubre 09, 2006

El encuentro con mi animal protector.

Con un cigarrillo en mano y a la sombra de la cruda me encontraba ese día ─igual que me encuentro hoy─, caminando por caminar.Soliloquios incansables con las prorrogas de siempre ¿Dónde estás? ¿Dónde buscarte?.
cómo encontrar un caballo negro, un corcel de color, ─por aquello del racismo─ si de pista sólo tenía el sonido de casquillos cansados, seguidos de charquitos colorados.
Seguro te encuentras malherido y/o aún peor muerto. Como Hanzel y Gretel no me quería ver en ese triste papel, perdido en el periplo anunciado por medio de los charquitos colorados, mucho menos encontrar a la bruja narizona, con sus odios perpetuos por formar parte de las estadísticas, de las malcojidas, esas que se comen a los niños tiernitos, aunque yo a la Posadas parecía más bien una parca alegre, caminando sin ton ni son.
A decir verdad, no me caería nada mal una casita de caramelos con fachada de chocolate y cimientos de galleta, aunque el destino irrevocable sería ser devorado por una frígida bruja vieja.
Sí, no se me haría nada extraño que estuvieran las ratas de la ciudad dándose el banquete de su vida con tus carnes de caballo ayudante, tan danzante, tan danzante, caballito negro de ajedrez, sí así es, porque en la gran urbe ni los buitres se paran a comerse la carroña, ese trabajo es cuestión de ratas…

Si porque te quiero quieres llorona que yo la muerte reciba
Si porque te quiero quieres llorona que yo la muerte reciba
Que se haga tu voluntad ay llorona por suerte de Dios no viva…

Con esa canción en tus orejas de caballo, te dejo mi última suplica amigo, mi similar, mi hermano, mi reflejo de espejo…
─A lo mejor un día que no sea éste, se de ese encuentro anhelado, caballito relinchón.

3 comentarios:

caiguar dijo...

Davinchy, te felicito, está muy chido tu texto y creo que pocas veces manejas sentimientos más entrañables, por lo general son los de crítica y son frios como debe ser.
Pero este texto, deja algo. Además de que me agrada por que Guadalupe Posada es de Aguascalientes

YoRcH dijo...

david gracias por visitar al ojo de boton... se le agradece el comment...


qui le visitare con frecuencia...


saludos desde mi Aburrida Vida

Xilef C. dijo...

Ahora me llamo Aurelio Áureo,