1-2-3- por mí (Porque siempre es bueno tocar base...)

Esos demonios que merodean por mi mente a veces tienen que ser exorcizados y nada mejor que dejarlos volar y salten a los ojos de los incautos, ¡alabado sea este médium virtual! Aquí tendrán su bacanal esos entes de mi ser: mi amada diarrea verbal, mi intoxicado moco cerebral y mi nunca bien ponderada catársis genital. Se los dejo, se los presto, se los regalo. Porque a veces es bueno tocar base...



sábado, febrero 13, 2010


Yo no quería llorar lunas o estornudar cerezas

bastaba dupla de vagas palabritas para limar tanto recuerdo

me olvidaste de rayo y también de tormenta

los febreros catorces febrilmente desiertos

empuñando de días de charlas mil silencio

faltaban amanecer de piernas anochecer de brazos

tus brazos y tus piernas se picaron de amnesia

1 comentario:

Darilea dijo...

Al catorce de febrero le hace falta más cupidos lanzando flechas.
:-)
Besitos